viernes, 5 de noviembre de 2010

"Solamente el AMOR por otros, hará la ascensión posible"



Remarco esta frase nuevamente, para que entiendan y reflexionen y apliquen...
Solamente el amor por otros, hará la ascensión posible. El servicio a los otros acumulará tesoros en el cielo, pero el egoísmo y el engaño serán destruidos en esa hora.

La hora en que el llamado se extienda a la raza humana, en forma amplia y universal, llegará muy prontamente y no será extendida sino por un periodo muy corto de tiempo. En ese punto de tiempo, la atmósfera será peligrosa para nosotros, así como para ustedes terrestres y el demorarnos en ella nos destruiría a ambos. Por lo tanto, déjenme remarcar que la raza humana no puede esperar hasta ese momento para decidir lo que van a hacer, ya que el tiempo será muy limitado y aquellos que eligen primero, serán recogidos primero. Sería bueno que la raza humana pensase en estas cosas ahora, y se preguntasen qué es lo que harán en esa eventualidad. No solamente esto, sino que se preguntasen a sí mismos también, si estarán o no calificados para sobrevivir a la operación, en términos de frecuencias y actitudes personales. No habrá tiempo entonces para establecer cambios en uno mismo, o de empezar a intentar cambios personales dentro de los cuerpos inferiores de las personas. Lo que un hombre es dentro de sí mismo, será revelado a todo para que los vean al ingresar en los rayos de levitación. La baja densidad y vibraciones no les sobrevivirán, solamente la mente de alta inspiración y el corazón puro será inmune a los rayos.

Ahora bien, hay una cosa increíble para nosotros, y es que las personas de la Tierra hayan negado por tanto tiempo aquello que es la única realidad de toda la vida. No son las acumulaciones materiales de toda una vida lo que importa en absoluto en la hora en que tengan que enfrentar vuestro rescate. Las opiniones humanas y los peligros del orgullo, la falsedad del egocentrismo de pensamiento y actividad, perecerán todas en un abrir y cerrar de ojos.

Solamente el amor por otros, hará la ascensión posible. El servicio a los otros acumulará tesoros en el cielo, pero el egoísmo y el engaño serán destruidos en esa hora.

Por lo tanto, rogamos con toda nuestra alma ahora, que piensen en esas cosas, que consideren las partes más internas del ser y que juzguen ustedes mismos que no serán juzgados, y que reciban la ayuda de los grandes rayos venideros, que están siendo vertidos ahora sobre el planeta. Estos grandes rayos están aquí para asistirlos en vuestras aspiraciones espirituales y si ése es el deseo de vuestros corazones, tienen mucha asistencia celestial en camino en este momento. Ahora es el momento de alistarse para ser llevados por las naves, no para sentarse en el trono del desdeñoso, sino para entrar de corazón en el espíritu del amor para aquellos que llegan y desean, aún ahora, empezar a hablar con otros de éste gran plan que habrá de llegar. Por lo menos aquellos de vuestras familias inmediatas y círculo de amigos. Piensen en estas cosas juntos, piensen en la compatibilidad vibracional que es necesaria para estar con nosotros, hasta que vuestro hogar terreno sea preparado para ustedes nuevamente. Les ruego que ponderen éstas cosas.

¿Cómo se sentirían dentro de su propio ser, cuando sus ojos contemplen el cielo oscurecido con nuestras naves sobre sus cabezas? ¿Cómo se sentirían? ¿Agradecidos? ¿Aterrorizados? ¿Inseguros?, o se regocijarían y ansiarían ser llevados lejos de la turbulencia. Esta maniobra masiva final, será la última oportunidad de la humanidad de retener su forma física actual y de ser mantenidos en nuestras naves hasta que las calamidades hayan pasado.

Los Hermanos Mayores dentro del Plan Cósmico al servicio del retorno de Jesús el Cristo a la tierra, nos aconsejan que nos preparemos teniendo en cuenta los siguientes puntos:

Como primera medida debemos permanecer alertas, serenos y sin temor, de lo contrario se nos puede dificultar la ayuda superior. En la medida que permanezcamos fieles a las enseñanzas dadas hace 2000 años por el Maestro Jesús, sirviéndole a Él y a sus ángeles, entonces nada hay que temer ya que seremos socorridos por nuestros HERMANOS MAYORES junto a nuestras familias.

A pesar de que habrá muchas "falsas alarmas", lo que definitivamente genere el cambio, será repentino, sin alerta previo al común de la humanidad. Esto ocurrirá cuando nadie lo espere. Lo que desencadene el cambio planetario, dará comienzo a "La Gran Tribulación" seguidamente del "Lloro y Crujir de Dientes" que fuera profetizado bíblicamente.

Este evento producirá graves cambios geológicos en la Tierra. La consecuencia inmediata de estos sucesos es lo que se conoce como "TRES DIAS DE OSCURIDAD, aunque la referencia de tres días es simbólica, ya que posiblemente la cantidad de días será variable, de acuerdo al área o sector planetario donde se viva. Este fenómeno es conocido por los científicos como "invierno nuclear", y afectara al planeta entero. El caos, el pánico y la muerte reinaran, más los hijos de la luz no deben temer, ya que cada uno de sus cabellos están contados. Cuando estos cambios ocurran los servidores del Padre, se deberán quedar en el lugar donde se encuentren. Si esto ocurre cuando estén en sus casas mejor, ya que deberán cerrar puertas y ventanas herméticamente. Se permanecerá en oración continua, esperando la ayuda superior y las indicaciones especificas de ese momento.

En todas las casas se deberá tener antes de que esto suceda "Ramas de Olivo", las cuales deberán ser colocadas en puertas y ventanas, como símbolo Cristico de bienvenida al Mesías que retorna ¡JESUS EL CRISTO!.

Se deberá tener almacenada previamente una provisión familiar de alimentos, la cual podrá ser usada o no según el caso, dependiendo de la ubicación geográfica en el momento de la tribulación. Esta previsión será compartida por los hermanos en la luz del CRISTO y sus familias que creyeron en El Padre, El Hijo y su pronta venida preparándose en consecuencia. Si se agotaran las provisiones, lo que hubiere se dividirá en partes iguales y elevando una oración al "ALTISIMO" se pedirá para que a través, aunque fuere una migaja de pan, "EL PADRE" de sustento energético a nuestro cuerpo físico y espiritual.

En distintas fases de ejecución y de acuerdo a cada circunstancia, según la ubicación de los hermanos en tierra, se producirán elevaciones a las "Naves del Reino" y traslados a los puntos de supervivencia.

No quedara lugar sobre la Tierra o debajo de ella, que no sea removido en ese tiempo. Y nadie absolutamente nadie que no haya cumplido con la ley dada por el Padre Celestial y las enseñanzas de Jesús el Cristo será salvo. Millones de servidores del altísimo permanecerán en la Tierra en esos días, ayudando a los que sufren, convirtiéndose en verdaderas luminarias en medio de las tinieblas, ya que al que mucho se le diere, mucho se le pedirá.

Concurrir a refugiarse en los puntos de supervivencia, o alejarse de las ciudades, solo por miedo o cansancio en estos momentos y sin que medien indicaciones claras, precisas y concretas por parte de la jerarquía, es desertar en medio de la tormenta.

Es preferible quedarse en el lugar que nos corresponda, que pretender escapar a la realidad del servicio que nos fue dado.

Serán dadas en ese momento estas enseñanzas al mundo, pero muy cuidadosamente para no generar miedo. Los conocimientos fueron transmitidos desde hace muchos años a los entendidos y servidores dentro de la línea Cristica de contacto. Este mensaje no es enviado para generar miedos o confusión, sino para que se cumpla que: "Todo absolutamente todo lo que acontece y lo que va a acontecer fue transmitido antes por los profetas y aun así los hombres no creerán hasta que todo esto acontezca".

La instrucción para todos los "Servidores de la Luz" hasta que esto pase, es multiplicar el esfuerzo en: ORACION, DIFUSION, SERVICIO Y AMOR AL PROJIMO. Debemos transmitir a nuestros congéneres hasta el ultimo instante conocimiento, respecto al "CRISTO COSMICO" y su pronto regreso a la Tierra. No esta en nosotros el deber de discernir si ya todos recibieron el mensaje o no, pues hasta el ultimo instante existe la posibilidad del arrepentimiento sincero y así poder ingresar "Círculo de luz de Cristo Jesús", sumando un talento a "Los graneros de nuestro Padre Celestial".

No hay comentarios:

Publicar un comentario