sábado, 13 de noviembre de 2010

¿¿¿PUEDEN UNIRSE LA SEXUALIDAD CON LA ESPIRITUALIDAD...??? SEXO MÁS MEDITACIÓN.

¿Qué es lo sagrado? Todo lo que es un rito sagrado, es difuminar y convertir en magia las emociones del momento. No hay nada más importante y más poderoso que el momento. Cuando tenemos el "aquí te pillo, aquí te lo hago, y acabo en unos segundos", claramente muestras que a tu yo espiritual le falta mucho lustre. Tú no quieres tener un hombre así, ni tampoco quieres a una mujer así, no los quieres, porque lo que hace que el amor sea mágico no es el acto, sino la sacralidad que lleva al acto, porque todo ello es mente" Ramtha

La unión del sexo y la meditación aporta éxtasis. La fuerza de la vida con la fuerza de la conciencia. La generación de una corriente energética-existencial que inunda el corazón y la piel. La meditación significa estar en el centro de uno mismo. Al anexar la meditación a la actividad sexual podemos decir que tenemos un gran barco (la energía sexual) con un excelente capitán (la conciencia). Y, de la misma forma que un navío necesita una guía para saber dónde llegar, nuestra energía sexual instintiva necesita la conducción que la meditación ofrece.

Meditar es divertido, es profundo, no ocupa lugar ni tiempo, es una actitud, es la relajación y detención de la mente con sus parloteos y resortes críticos, moralistas y represores. O incluso la mente lujuriosa también la detiene. La meditación deja que la experiencia del sexo tántrico sea una experiencia desnuda de cuerpo y de nuestro interior. Genera sensibilidad, amplifica el placer porque puedes sentirlo con más expansión interior, dota de poder y sutileza. Los amantes se vuelven dioses, de cuerpos y almas en unión. Es además, más divertido, más intenso y más ordenado.

La meditación silencia el instinto ciego desbordado y que puede contigo. Tú te quedas relegado a un segundo plano cuando el instinto con su fuerza reproductiva te hace eyacular sin que quieras o no te deja tener un orgasmo real. La meditación amplía enormemente el tiempo de la experiencia sexual de la misma manera que amplía tu capacidad interna. No eres un simple animal que jadea unos minutos, se fricciona con otro cuerpo, dice cuatro o cinco palabras sin sentido y zaz! eyaculación y conclusión. Eso no es inteligente, es la misma copia que hace un perro o un caballo para reproducirse. Nuestra conciencia de hombres sabios nos desliga de lo puramente instintivo y animal.

Al inicio la fricción es similar, pero cuando empieza a calentarse tu motor sexual lo detienes como quien se detiene para subir una montaña. Miras el paisaje, te deleitas, tomas conciencia que tu mujer o tu hombre está allí, completamente desnuda para ti, con entrega, puedes besar, chupar, oler, mirar, tocar por todos lados, descubrir su universo en el cuerpo y lo que lleva a ponerse la piel de gallina, la sensibilidad erótica, el juego de la energía sexual. Disfrutas. Gozas. Sientes. Meditas. Cambias de postura. Te sientes en completa satisfacción.

Y al meditar se inicia la elevación energética de la energía Kundalini, el motor psico-sexual que tienes en el primer chakra. Al subir este fuego ígneo comienzan a encenderse y potenciarse cada uno de los centros energéticos, tus chakras. Este es un punto clave a la hora del éxito en la fabricación del fuego amoroso entre los amantes, de lo contrario con el tiempo viene el fantasma de la rutina, la falta de deseo y la búsqueda de nuevas energías.

Meditar es estar plenamente en el presente, con los sentidos despiertos, alerta y con una receptividad abierta y activa. Meditar es abrir las fronteras de la mente. Es sentir el silencio como un amigo.

Tienes que despertar, no estás con la conciencia dormida sino que con atención, creatividad y alegría. La gente que practica la sexualidad tántrica meditativa se ríe, es abierta, no tiene defensas psicológicas ni emocionales, se expresan, son dulces, simples, divertidos.

La meditación sexual aporta buen humor, claridad, es un eje donde se mueve todo el círculo de tu existencia en concordancia con la vida. No tienes frenos ni cositas raras en tu cabeza, y sobre todo, te ayuda a saber quién eres detrás de toda máscara.

¡ Y eres puramente auténtico !

La Fuerza de la Pasión / Adri.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-
María Aguilar
Psicoterapeuta de Arte
y Educadora de la Sexualidad
http://psicoterapiadearte.net/
http://psicoterapiadearte.blogspot.com/
Miembro de Lux Vitae
http://www.LuxVitae.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario