lunes, 1 de noviembre de 2010

Cómo desarrollar los poderes de su mente


«¡Usted no puede resolver sus problemas
con la mentalidad que los ha creado! »
Albert Einstein



¡Combata la crisis a través de la relajación!

¡Verdaderamente, sería necesario llegar del planeta Marte para no saber que estamos en plena crisis económica mundial!
Ni un día sin que escuchando la radio, mirando la televisión, abriendo un periódico o una revista, no tropiece con otra mala noticia nueva: ¡valores bursátiles que caen, empresas que cierran, empleados que se encierran en una empresa, una madre de familia que se suicida con sus hijos porque no puede salir adelante…!

¡Usted no puede escapar a la crisis!

¡Nadie puede escapar a una de las consecuencias de la crisis, aunque usted no tenga acciones en Bolsa, aunque su empresa no haya cerrado o no esté ocupada y aunque si, eso espero, nadie de su entorno haya tratado de poner fin a sus días!

¡Nadie puede escapar a la crisis… psicológicamente!
En efecto, nuestras emociones tienen una influencia sobre nuestro estado de ánimo. ¡Pero eso, yo creo que usted ya lo sabe!
Cuando usted atraviesa una fase de felicidad, en el plano profesional, afectivo, social u otro, se siente bien. ¡Usted tiene la impresión de que la vida es bella! ¡Que nada malo puede sucederle!
En contrapartida, si usted acaba de conocer una mala noticia o si se ha producido un acontecimiento dramático… tiene la impresión de que el cielo cae sobre sus hombros, que la vida es un infierno, que la existencia está sembrada de pruebas… ¡y mucho más!

En el origen de las emociones

¡Sus emociones, que tienen un formidable impacto sobre su carácter, no nacen de la nada! ¡Ellas se crean a través de las impresiones que usted recibe del exterior en relación con sus pensamientos, palabras o actos!
Bajo esta óptica, las malas noticias destiladas a lo largo de la jornada por los medios relativas a la crisis, crean una red de emociones negativas, auténtica trampa permanente.
¡Estas emociones negativas provocan, a su vez, un estrés, una angustia, ciertos miedos que tienen una influencia desastrosa sobre nuestra salud!
¿Sabía usted que el estrés le vuelve vulnerable, le expone a la enfermedad, a la degeneración celular, a las afecciones cardiovasculares y sobre todo, a un envejecimiento prematuro que puede acortar su duración de vida en varios años.

Una primera solución: la alimentación biológica

Usted ya tiene una solución a su alcance: la de tomar complementos alimenticios que le ayuden a conocer el bienestar, a levantar su moral, a combatir los daños destilados por nuestra alimentación industrial atiborrada de pesticidas, de productos químicos, de substancias tóxicas...
En efecto, los alimentos industriales, son como las conchas vacías, porque son tan refinados, transformados y adicionados de substancias más o menos sospechosas que, no nos aportan los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de nuestro metabolismo.
Yo le aconsejo los alimentos «bio» que no siempre son, contrariamente a una idea demasiado expandida, más caros que la nutrición industrial demasiado difundida.
Cuando yo hablo de «bio», no hablo únicamente de los alimentos que tienen una etiqueta biológica y han seguido estrictas condiciones de producción, desde el grano plantado a la planta recolectada.
Los «bio» son también los alimentos que usted puede encontrar en los pequeños productores que, afortunadamente todavía encontramos en los mercados; ¡ya sea en las grandes ciudades o en lo más recóndito del campo!
¡Los alimentos de estos productores no son más caros, incluso a veces, tienen mejor precio que los alimentos presentes en el supermercado de al lado, procedentes en línea recta de las grandes empresas agro-alimenticias!
¡Haga la experiencia!
¡Verá la diferencia para su bolsillo, pero sobre todo para su salud!
¡No voy a seguir con la nutrición bio porque en la próxima Carta Afortunada de diciembre de 2010, hablaré de la influencia de la calidad de la nutrición en el buen funcionamiento de sus facultades cerebrales!
Volvamos a nuestro propósito…

Cómo salvar su mente y su cuerpo de la crisis

Efectivamente, su mente está cotidianamente atacada y agredida por las malas noticias expandidas por los medios. Usted padece todos los días un lavado de cerebro que tiene consecuencias nefastas sobre su carácter. Por fuerza, corre el riesgo de deprimirse, si es que no lo está ya, de mostrar violencia, agresividad, estrés...

Si usted no hace nada, se expone a enfermedades psicosomáticas, es decir, a la consecuencia nefasta sobre su organismo de las ideas negativas.
Por definición, una enfermedad psicosomática puede ser explicada como la influencia de la mente (psico) sobre el cuerpo (soma). Dicho de otro modo, muchas enfermedades físicas son la consecuencia de estados de espíritu negativos, de las depresiones, del estrés, del desamparo moral…
Esta relación causa-efecto está totalmente reconocida oficialmente hoy en día. Así, afecciones como las enfermedades de la piel, la hipertensión, el asma, los dolores de espalda (por citar sólo los más corrientes), están consideradas como enfermedades psicosomáticas. Y el número de enfermedades que pueden entrar en esta categoría, aumenta regularmente.

Esté de buen humor y vivirá más largo tiempo

Está vinculación se verifica no sólo en el caso de las enfermedades sino también en nuestros estados de ánimo cotidianos. Así, las personas con buena salud son, frecuentemente, alegres y avanzan más rápidamente en la búsqueda de la felicidad que las otras. ¡Ellas tienen un vigor mental y una forma física indispensables para afrontar, pero sobre todo, vencer las pruebas de la vida!
De igual modo, está demostrado por numerosos estudios científicos, que las personas llamadas hostiles (nutren permanentemente pensamientos negativos hacia ellas mismas y hacia los otros), están más expuestas que los demás a las enfermedades cardiovasculares, al cáncer. ¡Tienen también una esperanza de vida más corta!

¿Qué hacer para combatir las malas noticias?

Esta es la pregunta de “un millón de dólares” que se hacen todos los especialistas: « ¡qué hacer para evitar estar estresados por las malas noticias de la crisis y así mismo, todas las demás malas noticias! »
En efecto, usted no puede cambiar el mundo, no puede influir en los acontecimientos dramáticos que suceden un poco por todas partes del mundo... ¡o cerca de usted!
Usted no es ni un dirigente de un gobierno, ni el gran patrono de una multinacional, ni el director de un banco... ¡para poder modificar lo que sea!
¡Desgraciadamente, usted sólo puede padecer estas malas noticias que le golpean, que le estresan y ponen en peligro su salud!
¿No le queda más que padecer pasivamente la crisis y recibir ciertos golpes en la moral y mirar, a lo peor, su salud declinar día tras día o, a lo mejor, su carácter volverse más y más sombrío?
Afortunadamente, usted tiene una solución: ¡ cambiar su estado de ánimo o, más bien, crear un arma de defensa, una barrera infranqueable para las emociones negativas y sus consecuencias desastrosas sobre su salud y su duración de vida!


La solución, es la meditación

Usted debe, absolutamente, practicar un método de meditación a fin de poder combatir el estrés. Para ello, no hay necesidad de ir a un centro de meditación ni de comprar un costoso método de relajación.
Yo le doy a continuación, una técnica muy simple para practicar la relajación mental. Está inspirada en ciertos métodos de meditación del Budismo.

Método de relajación mental
(para practicar cotidianamente, preferentemente por la mañana)

- Siéntese en un banco o en una silla, la espalda bien recta, los pies apoyados en el suelo, las manos posadas sobre los muslos de una forma distendida.
- Cierre los ojos y concéntrese en su respiración. Siga su curso natural. Progresivamente, se hará más profunda por sí misma. Sobre todo, no la fuerce.
- Deje que los pensamientos atraviesen su mente. No los incite, no los detenga. Cuando ellos vengan, déjelos llegar, cuando ellos partan, déjelos partir.

Permanezca así de 5 a 10 minutos cada día.

Progresivamente, la oleada de pensamientos va a disminuir, su mente se va a aclarar, el estrés se va a ir. Progresivamente, las ideas negativas no tendrán ningún poder sobre su mente.

A condición de practicar regularmente esta técnica de meditación, una vez al día, usted tendrá un método de combate contra el imparable estrés.

Usted se dará cuenta que, progresivamente, se siente mejor, con mayor tranquilidad, con una gran relajación. Cada vez será menos presa de las ideas y las emociones negativas. La buena salud de su mente se reflejará en su buena salud corporal.
Su creatividad se verá aumentada y su confianza en usted se verá reforzada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario