viernes, 29 de octubre de 2010

MENSAJES DEL UNIVERSO: Volver a nacer.

Solo nos relacionamos con el universo asumiendo sus leyes. Solo se ilumina quien
deja todo lo viejo.

El alma está en el cuerpo, la mente en el recuerdo, solo la mente que se expande
al Universo podrá sobrepasar al tiempo.

Solo es maestro quien se ha descubierto a sí mismo. Solo puede sanar quien se ha sanado.
El hombre despierto trata con tolerancia y comprensión al que está dormido.
El ser humano se enfrentará a sus propios miedos para trascender la tierra.
En cuanto se entrega a lo que se resiste se acaba el miedo.
Tus deseos son la causa de tus creencias.

Querer ser como los otros,es lo que causa gran dolor.

todo lo que existe tiene un proceso de maduración.
Es inútil que el hombre se empeñe en saltarse etapas o quiera vivir lo que otros viven, puesto que esto es un atropello a la vida.

Si cada ser humano vive en plenitud lo que le corresponde por evolución,
nadie tropezará con nadie.

No pretendamos ser iguales a los demàs. Nuestro trabajo es buscar la unidad y no la igualdad.
Las diferencias evolutivas son las que nos permiten la contemplación con el Todo, por eso debemos amarlas.
El que tú seas diferente, es lo que marca el maravilloso encuentro entre dos seres, dos culturas, dos civilizaciones,el mundo entero y todo el universo.
Ser diferente a los demàs es el gran regalo,la gran alegría, esa maravillosa diferencia es el inicio de un buen compartir y de una maravillosa convivencia.
Los grandes dolores, sufrimientos,miedos y envidias, se desarrollan al creer que todos los seres humanos deben hacer lo mismo,lograr lo mismo, tener las mismas creencias, las mismas habilidades, y entonces allí la diferencia es un motivo de lucha, de competencia.
Bajo esta ignorancia, la diferencia,en vez de ser la manifestación de lo perfecto y el disfrute de la vida,se vuelve el gran enemigo que causa odios y separaciones.
Para poder reconocer, amar y disfrutar de la diferencia ante los demàs, se requiere de una gran humildad, comprensión y amor por el otro,porque siempre el ego querrà alimentar sus deseos,tratando de tener lo que él ve en el otro,querrá apoderarse de ellas para no sentirse menos.
La ignorancia del ego no le permite ver que el lugar donde él se encuentra es el perfecto para su desarrollo evolutivo.
No hay dos personas iguales en el universo que puedan actuar desde el mismo nivel de conciencia y, ésta es la base del esplendor de la vida.

Este trabajo interno que hemos iniciado es el trabajo más fuerte dado a ser humano sobre el planeta.
No digas que ya comprendes, no digas que ya sabes.Sin estar en el nuevo reino,en la nueva dimensiòn.
La comprensión viene del silencio de la soledad y del diario vivir, es otro enfoque hacia la vida. Es no mental. Es no mente, no es la ilusión, es no a lo programado, es no a las costumbres, no a la cultura, no a las religiones, no a la filosofía; es un estado de la nada,una nada que se siente solo cuando ya se ha podido terminar con todos esos esquemas.
La mayoría no llega al vacìo, solo se quedan con los cambios externos, no alcanzan la sabiduría. Empiezan el camino del cambio pero se detienen porque se asustan, se dan cuenta que todas las cosas en sus vidas están moviéndose, saben que están perdiendo
identidad con todo y con todas las personas, con la imagen de que tenían de sí mismos, incluso física, están perdiendo aprobación social, cultural, familiar, y entonces desean angustiosamente recuperar lo que se les está yendo.
Hacen esfuerzos mentales por querer recuperar aquello de lo que la ley del Universo los ha liberado, el miedo no les permite seguir, entonces está la dualidad de regresar a lo conocido, al sitio donde las personas le digan que ahora sí está bien.
A las religiones o filosofías en donde les prometan una vida feliz y a donde se les reconozca, se les apruebe y se le diga “no, no sigas con esas cosas, mira que lo estás perdiendo todo.

Pero la realidad es que nada se ha perdido porque todo solo era una ilusión, nada nos pertenecía, todo era prestado, incluso esa familia de la que aún tanto nos apegamos, ese compañero al que crees es tu ser más cercano, el que te acompaña y endulza el oído,esos seres son prestados solo por ciclos para poder aprender de ellos.
Pero la mente no lo admite, quiere seguir identificándose con todo lo que sus cinco sentidos le invitan a participar, y si aún tú sientes que esos cinco sentidos te incitan, debes vivirlo.

No hay nada más cierto que el apego del hombre por todo lo conocido,aunque ello nos lleve nos lleve a conflictos,y a sufrimientos, es que para el hombre dormido, el conflicto y el sufrimiento es mejor que el mundo desconocido al que tanto se resiste por llegar pero al que tendrá de llegar cuando le toque su turno.
¿Serà que ya superamos esas etapas.? ¿Serà que ya despertamos,y practicamos el desapego? ¿serà que ya nos a ha llegado nuestro turno?
¿serà que ya estamos listos para ir al mundo de la no forma,que es la creadora de todas las formas.?
¿Estaremos de verdad preparados para que todo cambie en nuestras vidas aunque esas estructuras de las que más sentimos apegos se desmoronen? Si es así, ya estàs listo.Seamos honestos con nosotros mismos,porque si no lo hacemos, la vida misma nos obligará a serlo y con más dolor.
Los cambios son dolorosos pero inevitables para entrar a una nueva consciencia, son refrescantes y nos dan la oportunidad de saber quiénes somos.
No trates de evitar el dolor creyendo que el dolor no es necesario, entre más rápido huyas del dolor, más lejos estás del despertar,el dolor es tu gran maestro”.
El despertar no es para que te sientas mejor, es para que te desilusiones de lo ilusorio, es para llegar a cero, es para volver a nacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada